¿Cómo cambia México si cambia su educación?

Mexicanos primero Ver el artículo original

La educación de calidad es el factor clave para alcanzar la justicia y la prosperidad en México. Si queremos que nuestro país alcance el desarrollo, primero tenemos que lograr la calidad educativa.

Existen muchas evidencias internacionales que nos dicen que no existe ninguna nación en el mundo que haya alcanzado el desarrollo y que carezca de una educación de calidad. A mayor calidad educativa, mayor desarrollo; a falta de calidad educativa corresponde subdesarrollo. Ninguna nación se escapa de esa lógica.

Para que un país logre su desarrollo tiene antes que lograr la calidad educativa. Las implicaciones de contar con una educación de calidad se reparten en todas nuestras actividades y generan todo tipo de beneficios:

A mayor educación corresponde un mejor empleo - una mejor remuneración- una mayor seguridad - una mayor competitividad - mayor capacidad de ser un mejor ciudadano - logramos mayor equidad.
Si le apostamos a la educación, le apostamos a lo más valioso que tiene nuestro país: sus niños, niñas, jóvenes; a sus hombres y a sus mujeres; a su talento. Si México no ha alcanzado el desarrollo pleno es porque el talento de los mexicanos no se ha desarrollado a plenitud, y esto sólo se logra con educación de calidad.

Apostémosle a la educación de calidad. Conoce más...