PS 8 segunda parte

El economista
14 Enero, 2009 - 18:14
Eduardo Andere

Los maestros son cruciales. ¿Cómo se contrata a los buenos maestros?

Tan bien impresionado quedé con la escuela Robert Fulton PS 8 que decidí regresar para platicar más con Seth, su director. En lo personal Seth es una persona amable, abierta, crítica y entregada. Tiene ideas concretas de lo que significa una buena educación. En el 2003 cuando Seth fue invitado como Director, la escuela mostraba marcados signos de deterioro. La matrícula se había caído; los estudiantes no eran de la vecindad; la opinión pública era peyorativa y la relación entre la escuela y los papás era muy negativa. La tarea para Seth era enorme, pero enorme era la oportunidad también. “¿Qué hiciste?” Respuesta: “Instalarme en la escuela y platicar con todos los maestros, escuchar sus historias, aprender. Posteriormente buscar a los padres de familia, realizar eventos de puertas abiertas para los habitantes de Brooklyn Heights. Con la ayuda de algunos padres de familia fui a los hogares de la vecindad a cenar y charlar sobre la escuela, el proyecto y mi visión”.

Además de estas acciones, Seth consideró que sería necesario enviar señales quizás superficiales pero muy claras del cambio. Algo que destapara la esperanza “sí, quizá este Director realmente puede cambiar la escuela para bien”.

En palabras de Seth: “Después de observar con cuidado algunos procesos, me di cuenta que un esquema tan sencillo como la entrada y salida de los niños era un desastre. Así que implementé un sistema que le puso orden y eficiencia a algo que molestaba a todos. Después de eso, cambiamos el mobiliario, reordenamos y limpiamos espacios físicos y decoramos de tal manera que se aprovechara al máximo la luz natural. Le pusimos ventanas a todas las puertas de los salones de clase y abrí por completo la puerta de mi oficina que da al pasillo principal -estaba sellada con archiveros- para mantener una política de puertas abiertas. Por supuesto que iniciamos con cambios pedagógicos, revisiones a nuestro trabajo en equipo y nos convertimos en escuela magnet. Con el tiempo algunos miembros del equipo han cambiado y mis habilidades en la contratación de maestros han mejorado.”

La selección de maestros es crucial. Así que le pregunté: “¿Cuál es tu método de selección?” Respuesta: “Principalmente la entrevista”. Y “¿cuál es la cualidad que más buscas en los candidatos?” Le cuestioné. Seth: “Ciertamente no es que sean los mejor preparados o más listos; me fijo en la calidad humana, es decir, si son personas agradables. Muchas veces maestros muy listos y preparados traen aparejada la arrogancia, y no saben trabajar en equipo. Con maestros agradables y humildes se puede trabajar sobre sus aprendizajes y desarrollo”. Y “¿Cómo detectas si un maestro es agradable y le gusta trabajar con niños y en equipo?” -le pregunté. “Para eso he desarrollado una técnica que consiste en...:” Esta historia continuará... Para el récord, la escuela dobló su matrícula en cinco años.

eduardoandere.org

El texto original fue tomado de aquí.