Deport-es para aprender y compartir

Suplemento EDUCACION de la UACM, Núm. 2
3/09/2009
Dina Buchbinder Aurón


Deport-es para compartir es un programa de apoyo a la educación; lo desarrolla un grupo de jóvenes mexicanos comprometidos en contribuir al desarrollo físico, intelectual y cívico de los niños y las niñas de nuestro país, inspirándolos para comprender a sus comunidades a través del deporte y la actividad física, a medida que aprenden sobre asuntos globales que nos afectan a todos.

Los ocho objetivos del milenio son tema del programa
  1. Erradicar la pobreza extrema y el hambre.
  2. Lograr la enseñanza primaria universal.
  3. Promover la igualdad entre los sexos y la autonomía de la mujer.
  4. Reducir la mortandad de los niños menores de 5 años.
  5. Mejorar la salud materna.
  6. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
  7. Garantizar la sustentabilidad del medio ambiente.
  8. Garantizar una asociación mundial para el desarrollo.
Enmarcado en los propósitos de la Asociación Mexicana para las Naciones Unidas, entre ellos la difusión de los ocho objetivos de desarrollo del milenio –formulados por la onu en el año 2000–, el trabajo de estos jóvenes es un proyecto innovador, creativo y divertido que promueve la conciencia sobre asuntos relevantes, al mismo tiempo que enfatiza la importancia de relacionarse con los demás a través de los deportes, estilos de vida sanos y la apreciación de la diversidad sociocultural para un futuro mejor.

Mediante formas de aprendizaje colaborativo, en las ocho sesiones del programa los niños y las niñas viajan con la imaginación a otros países, juegan, dialogan, se relacionan y comparten; analizan, reflexionan, sacan conclusiones acerca de sus acciones y consecuencias, al mismo tiempo que valoran el bienestar de la actividad física y se motivan para entrar en acción, comentando sus descubrimientos y aprendizajes en casa y aplicándolos en la comunidad.

Para concluir, arman un contenedor donde vierten “tesoros” que expresan su identidad y las cosas que más los marcaron a lo largo del programa, para intercambiarlo con otra comunidad y contribuir con ello a la toma de conciencia sobre la propia identidad, a reconocer a otros niños y a crear lazos fraternos a través del país.

Foto: Dina Buchbinder
Iniciado en 2007, a la fecha el programa ha llegado a más de 8,000 niñas y niños de albergues indígenas y escuelas públicas y privadas de Chihuahua, Quintana Roo, Jalisco, Estado de México, Distrito Federal, Oaxaca, Guerrero, Puebla y Veracruz, sobre todo en zonas rurales y, con el apoyo de diversas entidades civiles y de gobierno, ha logrado intercambios entre 101 comunidades de diferentes puntos de la república. Para este año se prevé abarcar otras 175 comunidades y aumentar a 9,000 el número de niños y niñas atendidos.

Con esto, Deport-es contribuye a favorecer el conocimiento y valoración del mosaico cultural del país, al tiempo que enriquece la experiencia, la formación y las posibilidades de desarrollo de nuestros niños.

Dina Buchbinder Aurón es licenciada en Relaciones Internacionales y coordinadora de Deport-es para compartir. dina@amnu.org.mx

El texto original fué tomado de aquí.