"Discriminatoria", la norma que prohibe venta de refrescos en escuelas: Coca Cola


MEXICO, D.F., 23 de junio (apro).- Brian Smith, presidente de Coca Cola México, afirmó que es "discriminatoria" la normativa propuesta por el gobierno mexicano para la venta de bebidas en las escuelas, debido a que "estigmatiza" a las que tienen azúcar o edulcorantes no calóricos, al prohibir su consumo, mientras que no hace lo mismo con otros productos.

En declaraciones a la agencia EFE, Smith dijo que la medida es contradictoria con el Acuerdo Nacional para la Salud Alimentaria, firmado en enero pasado entre la industria del sector y las autoridades mexicanas, donde se aboga por menús equilibrados y por el uso de "edulcorantes no calóricos".

El gobierno de México impulsó la firma de este acuerdo para reducir el sobrepeso en México, segundo país del mundo en el número de obesos. Luego diseño unas medidas especiales para prohibir, a partir de agosto próximo, la venta de comida "chatarra" en las escuelas.

En el proyecto, actualmente en estudio por parte la Comisión Federal de Mejora Regulatoria (Cofemer), se señala que las "bebidas azucaradas o con edulcorantes artificiales constituyen bebidas no permitidas", algo que contradice el Acuerdo Nacional suscrito en enero, según la compañía.

Aunque Coca Cola anunció en marzo pasado que dejará de ofrecer sus productos a las escuelas primarias de todo el mundo, proceso que concluirá en 2013, considera "injusto" que se culpe expresamente a los refrescos y bebidas con azúcar de ocasionar obesidad, cuando el sobrepeso, dijo, es producto de una mala combinación entre la ingesta de calorías y su desgaste.

En un reciente informe, funcionarios de la propia Secretaría de Salud reconocen que sólo el 5.8% del consumo de calorías de los mexicanos procede de bebidas azucaradas.

Smith dijo que es "bien intencionada" la normativa del gobierno, pero rechazó que se excluyan del consumo escolar las bebidas con edulcorantes artificiales, cuando en el acuerdo de enero se defendió la necesidad de su uso y promoción.

Añadió que Coca Cola no ofrecerá a la venta ninguna de sus bebidas en escuelas primarias, salvo que las soliciten las autoridades escolares, padres o tutores.

Además, dijo que, como principio de mercadotecnia que aplica en todo el mundo, la compañía no dirige publicidad a menores de 12 años, sino sólo para adultos, que deben ser los que tomen las decisiones de consumo de los más pequeños.

Por su parte, Rafael Fernández Quirós, vicepresidente de Comunicación y Asuntos Públicos de Coca Cola, afirmó que la mitad de las escuelas públicas primarias de México, al no disponer de acceso a agua potable, puede llevar a planteles escolares a solicitar diferentes tipos de bebidas para compensar las necesidades de hidratación.

Según datos de la Secretaría de Salud, la obesidad en México se ha triplicado de 1980 a la fecha, sobre todo entre la población adulta, donde el 70% tiene una masa corporal inadecuada, mientras que en el caso de la infantil afecta al 30%.