Líder de sindicato de Bachilleres en Tabasco, dueño de ranchos, terrenos y mansiones


http://www.proceso.com.mx/?p=334654

PROCESO
25 DE FEBRERO DE 2013
ARMANDO GUZMÁN

VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- El conflicto entre maestros y el gobierno estatal recrudeció este lunes, en medio de revelaciones de millonarias propiedades del dirigente del Sindicato Independiente del Colegio de Bachilleres (Sicobatab), José Ramón Díaz Uribe.

Maestros de la Sección 29 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y del Sicobatab paralizaron labores este día, por supuestas violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo y para exigir la renuncia del secretario de Educación y del director del Colegio de Bachilleres de Tabasco (Cobatab), Rodolfo Lara Lagunas y Jaime Mier y Terán, respectivamente.

Alrededor de mil 500 profesores del SNTE marcharon hasta Palacio de Gobierno e iniciaron un plantón indefinido hasta que, advirtieron, renuncie el secretario Lara Lagunas, a quien acusan de incapaz de resolver sus demandas.

Previamente, en rueda de prensa, el secretario de Gobierno, César Raúl Ojeda Zubieta, y el profesor Lara Lagunas, rechazaron las acusaciones del SNTE de no respetar la autonomía sindical, pretender quitar la hora de lactancia, eliminar la carrera magisterial, el escalafón y otras prestaciones.

Ojeda Zubieta afirmó que la posición de Lara Lagunas –maestro de secundaria de Andrés Manuel López Obrador– “es irrenunciable”, y pidió a los maestros volver a las aulas, pues este lunes inició la semana nacional de vacunación y los niños deben recibirla.

Por su parte, Lara Lagunas informó que fueron despedidos 160 “aviadores” de la Secretaría de Educación, y que lo que se pretende es poner orden laboral “y quitar facultades al sindicato que no son de su competencia”.

Por su lado, el Sicobatab cumplió su amenaza de paralizar hoy labores por supuestas violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo y demandar la renuncia del director del Colegio de Bachilleres (Cobatab), Jaime Mier y Terán.

Por la mañana, en un programa de radio, Mier y Terán sostuvo un agrio debate cara a cara con el dirigente del Sicobatab, José Ramón Díaz Uribe, a quien acusó de paralizar labores porque se le quitaron los millonarios recursos que los gobiernos priistas le entregaban ilegalmente, con lo que amasó enorme fortuna.

Entre ellos, 10 millones de pesos anuales para una supuesta caja de ahorro y 330 mil pesos mensuales “a la mano” para “operatividad” del sindicato, entre otras prebendas.

Mier y Terán incluso exhibió una lista de 16 millonarias adquisiciones, entre ranchos, terrenos y mansiones, que aparecen en el Registro Público de la Propiedad a nombre de Díaz Uribe, así como de sus dos hijas, suegro, suegra, un hermano y cuñada, todas éstas reservadas con “usufructo vitalicio” para él y su esposa Verónica Hernández Medina.

Destaca el lote 5-A, manzana 10 y construcción de 457.334 metros cuadrados en el Fraccionamiento Campestre Tabasco 2000, el más caro de Villahermosa, valuado en un millón de dólares, según el doctor Mier y Terán, escriturado a nombre de Díaz Uribe el 5 de septiembre de 2011. El valor catastral de la propiedad es de un millón 283 mil 950 pesos.

En abril de 2007, Díaz Uribe ya había comprado en ese mismo fraccionamiento el lote 32, manzana 11, de 638.391 metros cuadrados a nombre de su suegra Úrsula Medina Flores, en un millón de pesos.

Coincidentemente, en esa fecha (abril de 2007) el nuevo gobierno de Andrés Granier Melo pagó al Sicobatab el “bono sexenal” para los tres mil afiliados que no liquidó la saliente administración de Manuel Andrade Díaz en 2006, estimado en más de 10 millones de pesos.

Karen Paola y Jessica Daniela Díaz Hernández, hijas de Díaz Uribe, aparecen como propietarias de cuatro predios en la Ranchería Ixtacomitán, tercera sección, municipio de Centro (Villahermosa), con las siguientes medidas:

Uno de 58 mil 188.74 metros cuadrados (más de cuatro hectáreas y media), otro de cuatro hectáreas, uno más de 3 mil 631.57 metros cuadrados y el cuarto de mil 870.86 metros cuadrados.

Este último fue comprado para sus nietas por Roldán Hernández Flores, suegro de Díaz Uribe, en el que éste y su esposa Verónica Hernández se reservan el “usufructo vitalicio”, como en todas las propiedades.

En noviembre de 1988, Hernández Flores había adquirido del Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) el lote 27, manzana 13, en el Fraccionamiento Heriberto Kehoe Vicent, de 180 metros cuadrados, por 586 mil 623 pesos.

Jessica Daniela aparece también como propietaria de un predio urbano de 267 metros cuadrados en Villa Playas del Rosario, Centro, y su hermana Karen Paola de dos más: uno de 451.78 metros cuadrados en el poblado Medellín y Pigua, y otro de 600 metros cuadrados en Ranchería Boquerón, primera sección, también del municipio de Centro.

Óscar Antonio Díaz Uribe, hermano del dirigente del Sicobatab, figura como dueño de un predio en la colonia Sabina, Centro, de 306 metros cuadrados, y el departamento 002, de 300 mil pesos, en el edificio 10-B, lote 2 del condominio “Carrizales”, en el Fraccionamiento Tabasco 2000 de esta capital.

También es dueño de dos hectáreas 410 metros en la Ranchería Plutarco Elías Calles, Centro, y de mil 893.73 metros cuadrados en el mismo lugar. Asimismo, del lote 36 manzana 1 de 105 metros cuadrados en el Fraccionamiento Los Naranjos de la Ranchería Saloya, municipio de Nacajuca, con valor de 639 mil 200 pesos.

Finalmente, la cuñada, Adriana Hernández Medina, aparece como propietaria del lote 4 manzana 10, de 160 metros cuadrados, en el exclusivo Fraccionamiento Real del Ángel de Villahermosa, con un costo de 250 mil pesos.

Durante el debate, Mier y Terán anunció que presentará una demanda penal contra Díaz Uribe para indagar el origen de su inexplicable fortuna, con un salario de menos de 50 mil pesos mensuales.

El dirigente sindical, con más de 17 años en el cargo, titubeante y nervioso, no sólo no pudo rechazar las propiedades descubiertas, sino que, además, confesó que de los 330 mil pesos mensuales que la institución educativa le entregaba mensualmente para “operatividad” del sindicato, la mitad lo “repartía” con los directores y directoras del Cobatab.

Por la tarde, Díaz Uribe anunció que el sindicato había llegado a un acuerdo con las autoridades del Cobatab y que mañana martes se reanudarán las clases.