La reforma educativa busca quitar al SNTE control de plazas: especialistas


http://www.jornada.unam.mx/2013/01/02/sociedad/029n2soc

Blanca Juárez
Periódico La Jornada
Miércoles 2 de enero de 2013, p. 29

El servicio profesional de carrera mejorará la enseñanza, opinan

Dos especialistas del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (Cinvestav-IPN) en el sistema de enseñanza sostienen que la intención política de la reforma educativa es desarticular una de las fuentes de poder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE): el control sobre las plazas.

Se pretende que sea el gobierno, con auxilio de un instituto autónomo, el que dé certidumbre al proceso de ingreso y promoción de los profesores y no el sindicato, lo que hace creíble la reforma a la educación propuesta por el gobierno federal y aprobado por el Congreso.

Para el especialista en investigaciones educativas Germán Álvarez Mendiola, aunque la idea del servicio profesional de carrera docente no es nueva, puede ser factor que ayude a mejorar la calidad de la enseñanza y a valorar la carrera de los profesores de educación básica.

Consideró que el Instituto Nacional de Evaluación Educativa (INEE), al vigilar el proceso de ingreso y promoción de los profesores, da certidumbre de que esos procedimientos se encuentren más apegados a criterios técnicos que de tipo sindical. La autonomía de ese organismo, agregó, es fundamental para aplicar pruebas y generar resultados legítimos, transparentes, rectos e imparciales.

Sin embargo, agregó, el tinte político es ir desarticulando una de las fuentes de poder que ha generado el sindicato: el control de las plazas magisteriales. Ello permitirá retirar el peso político que éste tiene sobre el conjunto del sistema educativo.

Por su parte, Daniel Hernández Rosete, experto en racismo y educación, indicó que, al ser una de las primeras reformas del gobierno de Enrique Peña Nieto, existe un lenguaje de los códigos políticos del viejo PRI que hay que tener en cuenta.

Aunque dijo no estar convencido de que con dicha reforma se atente contra los intereses económicos y políticos de Elba Esther Gordillo y se desmantele el monopolio sobre la educación, la autonomía del INEE lo hace creíble.

Álvarez Mendiola destacó que la designación de Alba Martínez como subsecretaria de Educación Básica no se puede ver de manera aislada, pues tiene una visión distinta de la que hubo en el sexenio pasado con Fernando González.