Inversionistas: la enseñanza, el segundo mercado más grande en EU


http://www.jornada.unam.mx/2013/01/03/politica/004n1pol

David Brooks
Periódico La Jornada
Jueves 3 de enero de 2013, p. 4

La gran disputa en Estados Unidos.

Tras iniciativas, se amplían oportunidades para el sector orientado al lucro.

Calculan que la industria representa unos 500 millones de dólares.

El economista Jeff Faux reporta que empresarios ya han analizado las cuantiosas ganancias que genera el sector educativo.

Nueva York, 2 de enero. De pronto, la educación pública se ha vuelto un nuevo mercado, gracias a las reformas impulsadas durante la década pasada.

Una conferencia de inversionistas interesados en el sector educativo con fines de lucro (Capital Roundtable For-Profit Education Private Equity Conference), en julio del año pasado, afirmó que la educación es ahora el segundo mercado más grande de Estados Unidos, valuado en 1.3 billones de dólares.

Indica que se están ampliando las oportunidades en el sector educativo orientado al lucro, gracias a iniciativas promovidas en el Congreso y otros rubros. De hecho, afirma que la iniciativa federal de Barack Obama, RTTT, “ha permitido un creciente nivel de privatización en el segmento de kínder al grado 12 (preparatoria), recompensando a distritos que abrazan modelos alternativos, avances tecnológicos y criterios locales.

Escuelas en estos estados tienen más flexibilidad en cómo gastan fondos federales para beneficiar estudiantes, lo cual favorece a empresas con fines de lucro enfocadas en programas y servicios de alta calidad.

Expertos en el sector señalan que las crecientes oportunidades para lucrar han promovido el sector educativo como un mercado cada vez más atractivo. Indican que las empresas dedicadas a los exámenes estandarizados fueron las primeras en llegar y, por supuesto, promueven cada vez más las reformas basadas en estas evaluaciones. De hecho, este sector goza de una tasa de crecimiento de dos dígitos.

Empresas como Pearson (la cual fue investigada por invitar a legisladores a viajar por el mundo justo antes de que tomaran decisiones sobre el otorgamiento de contratos para exámenes) y el Fondo de Becas McKay, creado por Jeb Bush, el hermano del presidente que promulgó las reformas educativas que tanto interesan al sector privado, han visto cientos de millones de dólares en negocios.

El economista Jeff Faux reporta que el multimillonario Rupert Murdoch, dueño de Fox News, el Wall Street Journal y el imperio NewsCorp, afirmó que la industria de la educación estadunidense representa una oportunidad de 500 mil millones de dólares para los inversionistas.

En 2010, Murdoch contrató a Joel Klein, ex jefe del sistema de enseñanza pública de la ciudad de Nueva York y uno de los reformadores más influyentes del país, para encargarse del mercado de educación de su empresa.

El olor del dinero

Faux afirma en un artículo en el Huffington Post que “claramente hay dinero que ganar aquí, y donde hay dinero que ganar, podemos estar seguros de que habrá dinero para financiar campañas políticas, apoyar escaleras que se mueven entre el gobierno y el sector privado y para sobornar a los medios, a fin de que ignoren los datos. Con ello continuará la guerra sobre la educación pública. Por supuesto, todo ‘por el bien de los niños’”.

Detalla que al desviar flujos grandes de dinero existentes del sector público al privado, esto creará nuevas iniciativas con fines de lucro que podrían ser capitalizadas y transformadas en acciones bursátiles, derivados y otros instrumentos financieros. De hecho, ya existe un crédito de impuestos federal de 39 por ciento para financiar la construcción de escuelas chárter, que pueden duplicar la inversión de un financiero en siete años.

Los favorecidos

Más allá de esto, los contratos multimillonarios para sistemas de evaluación, desde bancos de datos, computación, exámenes, guías para evaluaciones, servicios de apoyo para mejorar las calificaciones y sistemas online de instrucción, ya están enriqueciendo a todo tipo de empresas, desde Microsoft (la de Gates) a Pearson y Kaplan, entre otras.

Todo esto explica el gran interés del sector financiero en el tema, y ya la evolución de una gran industria en torno a la educación pública. Según algunos empresarios, se multiplican las oportunidades de inversión en toda la gama de enseñanza pública, desde kínder a universidades. Hace unos meses, la agencia Reuters reportó que las inversiones en el sector educativo con fines de lucro ya ascendieron desde 13 millones en 2005 a 389 millones en 2011.

Algunos de los grandes bancos inversionistas, como Goldman Sachs y JP Morgan Chase, han creado fondos de inversión multimillonarios para el sector.