Llevan cinco años en aulas provisionales


http://www.jornada.unam.mx/2012/12/16/capital/029n3cap

Rocío González Alvarado
Periódico La Jornada
Domingo 16 de diciembre de 2012, p. 29

Desde 2007, luego de que un socavón agrietó las paredes de su escuela, ubicada en Lomas de San Lorenzo, delegación Iztapalapa, prácticamente toda una generación de estudiantes de primaria se ha visto obligada a tomar clases en aulas provisionales, instaladas en el estacionamiento de unas oficinas de la policía capitalina, sin ningún tipo de seguridad, lo que pone en riesgo a la comunidad estudiantil y sus maestros.

El deterioro es tal, cuentan las madres de familia, que se caen las ventanas y ya en una ocasión, cuando los niños intentaron abrir una puerta, se quedaron con la manija y la puerta en las manos.

Lo más grave, denunciaron, se suscitó apenas el pasado 12 de diciembre, cuando un ventarrón derribó el techo de uno de los salones y afectó a tres más. No pasó nada, porque las aulas estaban vacías, pero no queremos esperar a que pase una tragedia, apuntó María Quintana, una de las integrantes de la mesa directiva de la escuela, que acudieron a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) para pedir que se destinen los recursos necesarios para construir un plantel.

Son mil 200 niños los que acuden a tomar clases en 22 aulas provisionales, que no cuentan con baños, agua ni luz propia. Las instalaciones eléctricas están a la intemperie y ya le hemos dicho a cuanta autoridad hemos podido, nuestros hijos están en riesgo, pero dicen que están seguros, externó Quintana.

A pesar de las condiciones en las que estudian, entre los niños de esta primaria se encuentra Luis Javier García Flores, estudiante de excelencia, que quedó entre los 28 alumnos a nivel nacional con mejor promedio en la prueba Enlace.

Al respecto, el diputado del PRD Alejandro Ojeda consideró lamentable esta situación y se comprometió a que independientemente de quien tenga la responsabilidad, desde la Asamblea Legislativa promoverá que se etiqueten 30 millones de pesos para la edificación de la escuela.